viernes, junio 30, 2006
Conclusiones de la encuesta
Ustedes se creerás que las Yeguas han vuelto a desaparecer, pero una vez más se equivocan. O, mejor dicho, se equivocan más que nunca. Todo este tiempo de aparente silencio tuvo el único y noble propósito de DARLES TIEMPO para reflexionar y aportar datos inteligentes, muestras insospechables de lucidez y/o un mínimo conocimiento del tema, o a lo sumo, evidencias circunstanciales de que nuestro trabajo no es en vano.

Una vez más no han entendido nada. Y esto nos desilusiona sobremanera.

A ver, repasemos, ¿qué preguntaba la encuesta? ¿A dónde había que enfocarse? Citamos de memoria:

¿Cómo es posible que a esta altura de la vida todavía haya nabos a los que no les guste el chupeteo?

¿Qué esperábamos encontrar?
Anécdotas atinadas, momentos inolvidables que respondieran a esta cuestión y no a cualquier otra, por parecida que sea. Un "pero no sería justo" dicho cuando le pediste al nabo que si le da asquito la termine, porque es aburrido si no le pone la actitud correcta. O excusas del tipo "no te la puedo chupar porque me concentro tanto en eso que se me baja", o razones políticas, religiosas, sociales y/o psicológicas que expliquen semejante flagelo por omisión. Necesitamos opiniones autorizadas y lo que más encontramos fueron delirantes teorías que relacionan el divino arte del lavado de patio (gracias guzamadour, usted sí que sabe) con el chupete o la teta de mamá.

Aclarémoslo una vez más. Como dice Una Autoridad en el Tema que ya hemos citado numerosas veces: "...el tipo que tuvo una madre boluda, es probable que sea un boludo, más allá de si se colgó al pezón o al chupete. Y hete aquí que los boludos, ya sean maternales o no, teta grande o mamadera, no saben chupar y no saben entender que el chupeteo es justo y necesario, como todo derecho humano".

Más allá de todo esto, es nuestro deber resaltar los gratos momentos que nos brindaron, además de guzamadour, rober (y su devoción por "bajar al pesebre"), mabelita (y su cuentito de Carola y Felipito), sandro (y su interesante teoría sobre la vagina dentada), uno (uno de los pocos aciertos masculinos), Bubaloo y anónima of course (y sus mascadores de chicle), Pablo (nos conmovió mucho tu experiencia), LocaComoTuMadre (y su micrófono), fafa (y su inteligente respuesta al nabo que nunca falta). Y expresar nuestra profunda consternación por la ausencia injustificada de tres de nuestros comentaristas más apreciados: Federico Domínguez (no nos decepciones), Haffner (que mal lo tuyo) y el Roedor (dormido en los laureles). Esta situación nos indica que, de no mediar una causa razonable, el tema los desborda.

Una vez más, las Yeguas se harán cargo del trabajo de campo.

P.S.: Roxanne, lo tuyo es más grave: no sos una desgraciada, sos una Naba de Catálogo.
 
**Yeguas Inc.** 11:56 a. m. | |